Bienvenido a la web de la Oficina del Software Libre y Conocimiento Abierto de la Universidad de Cádiz

Otro ataque a la libertad

Pueden leer aquí cómo un biólogo francés se ve denunciado como terrorista por publicar en su web que cierta empresa antivirus miente en su propaganda al decir que captura el 100% de los virus, ya que ha demostrado lo contrario. El pobre hombre se enfrenta a viajes a París (vive en Boston), pago de abogados, etc., y la amenaza de una fuerte multa si es declarado culpable. Léanlo, que merece la pena, y saquen sus conclusiones, y compártanlas aquí con nosotros.

¿Estamos locos? Como él mismo dice, ¿qué pasaría si alguien descubriera que los frenos de su coche no funcionan bien, abre el capó, saca fotos y publica ese fallo como advertencia a los otros usuarios? ¿La marca del coche le podría denunciar?

No se trata de hacer programas libres, sino de que nos dejen hacerlos tranquilamente: patentes de software, pago de royalties por la tecnología (!!?? :-P ) del sistema de ficheros FAT... y ahora estas cosas. Así va el mundo: nos creemos que estamos en democracia pero en realidad estamos en una dictadura de las multinacionales y las empresas en general, que parece que son las que mandan. Por eso es tan importante esto del software libre; no se trata de si el OpenOffice.org es mejor que el MS-Office o si el GNU/Linux es mejor que el Windows, eso es lo de menos. Se trata de algo mucho más grande: libertad.

Yo también soy un terrorista

Todos somos terroristas. De hecho, durante las Jornadas de Software Libre de la UCA estuvimos manipulando una peligrosa arma, el GnuPG. Nos firmamos las claves para poder mantener comunicaciones secretas, sin que el Estado, que vela por el interés de los ciudadanos ejemplares, pueda manipular o leer nuestros mensajes.

Este párrafo, que nos puede parecer completamente absurdo, no lo es tanto en otros países. Si yo entro con mi ordenador debajo del brazo en EEUU, estoy traficando con armas. Si yo viajo a Francia y envío un e-mail firmado digitalmente, estoy cometiendo un delito. Y si lo cifro, no digamos. Y eso que soy un ciudadano europeo. Ups, que se me olvidaba que eso sólo valía para los ciudadanos ejemplares.

Bueno, debe ser que todavía soy muy joven para comprender que para protegernos de los peligrosos terroristas, no debemos firmar o cifrar un e-mail, o denunciar las vulnerabilidades del software. Porque si todos hiciéramos lo mismo, ¿cómo iba el Estado a protegernos?; además, quien cifra un e-mail, nada bueno debe haber escrito para no querer que nadie lo vea. Lo de la privacidad debería estar prohibido, porque sólo facilita el trabajo a los terroristas.

Y los que defiendan lo contrario son lo mismo que los terroristas. Deberíamos instaurar el concepto de precrimen en nuestra legislación. Quien defienda estas posturas, a la cárcel, que esas opiniones son muy peligrosas.

Israel Herraiz <israel.herraiz@hispalinux.es>
Visita la página web de CAGESOL

Quien es el verdadero terrorista?

Al respecto de esto, en hispasec hay un artículo muy interesante de Phil Zimmermann, creador de pgp contando los motivos por los cuales publicó el código en la red en el año 1991. La verdad es que en España afortunadamente aún no tenemos idea de la presión real que pueden someter tanto las compañías privadas como el estado """democrático""" (en este caso concreto afortunadamente en contra) al ciudadano de a pie. Pero en el pais de la hamburguesa, el estado lleva años luchando por hacer que ATENTAR contra la intimidad y la privacidad más básica sean no sólo legales sino tan naturales como los campos de concentración en Israel (o en Guantánamo... tampoco hay que irse tan lejos).

Hay un famoso libro al respecto llamado "La caza de hackers" de Bruce Sterling, cuya lectura, además de amena, muestra un poco la evolución de la dictadura comunicativa americana a finales del siglo XX.

-------------------
Nacho Montoya

Cuando lei el post que hizo "

Cuando lei el post que hizo "guillermito" en su página sobre el tema hace ya algunas semanas (a raiz de leer comentarios en slashdot) hubo una frase que me parecio un resumen de lo realmente demencial del caso. Ahora releyéndolo la voy a recuperar porque creo que resume la peligrosa estupidez en la cual el sistema de mercado mantiene a los potenciales clientes:

"If I am declared guilty, full disclosure is going to be de facto forbidden in my country. Users will have to use marketing press releases from editors to be informed. Except Transfert (RIP - it was an excellent online news agency) and a few friends, nobody really seems to care about it."

Si este hombre es declarado culpable, las consecuencias pueden ser casi tan nocivas como las de la aprobación de la ley de patentes de software. Quizás parezca un exceso, pero en derecho, una sentencia se puede llegar a transformar en norma sin votación alguna de por medio. Y una vez se acepta la norma, la ley al respecto se encuentra a tan sólo un peldaño de distancia. Y despues de las compañías de software antivirus, vendrán las de software ofimático, y después las de sistemas operativos, y después (bueno, resumo con el comodín: M$); y así una tras otra hasta que llegue el momento en que decir por la calle que tu navegador (propietario) se te ha quedado colgado sea delito y te cueste dos años de carcel (porque el tal navegador NUNCA falla, y para eso estan sus técnicos: para hacer dogma de ello y a callar).

No entiendo como el consumidor, con lo listo que es a la hora de coger el yogur del fondo de la nevera porque caduca un dia más tarde, es tan idiota en cuestón de cosas realmente importantes. Entiendo que Guillermito, tal y como cuenta en su página, se encuentre con la ignorancia del juez al respecto del tema de software... pero en la calle deberia haber un apoyo unánime a éste hombre! Los franceses deberian salir a las calles con pancartas! Y que no me digan que es porque el público en general no entiende del tema. Con los millones de informáticos que hay en el mundo!!! pero si das una patada y salen veinte cocineros-informáticos, treinta mecánicos-informáticos, cuatrocientos empresarios-informáticos... quién no es al fin y al cabo un experto en programas antivirus??

Osea, que el problema no es de ignorancia... es de estupidez. O será de ignorancia disfrazada de estupidez?

-------------------
Nacho Montoya

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Distribuir contenido