Bienvenido a la web de la Oficina del Software Libre y Conocimiento Abierto de la Universidad de Cádiz

La OSLUCA e Hispalinux, en defensa de Andalucia y Extremadura

La OSLUCA e Hispalinux han publicado la siguiente nota de prensa apoyando a las Juntas de Andalucia y Extremadura ante las declaraciones que, recientemente, hizo Rosa Maria Garcia de Microsoft Ibérica en los diarios del grupo Joly (Diario de Cádiz, Europa Sur, Diario de Jerez, Diario de Sevilla, ...). Si conocéis algún medio de comunicación Andaluz o Extremeño es una buena oportunidad para intentar que se hagan eco de la nota de prensa y así contrarestar el efecto de estas declaraciones llenas de desatinos.


OSLUCA
e
Hispalinux

En defensa de las Juntas de Andalucía y Extremadura ante las críticas de Microsoft

En el marco de unas conferencias internacionales recientemente
celebradas en la localidad de Chiclana de la Frontera (Cádiz), la Consejera delegada
de Microsoft Ibérica, Rosa García, ha efectuado unas declaraciones criticando
la política de apoyo al software libre de las Juntas de Extremadura y de
Andalucía. La Asociación Hispalinux, junto a la Oficina de Software
Libre de la Universidad de Cádiz, han salido al paso de estas declaraciones en
defensa de las administraciones públicas, destacando que lejos de
"desarrollar lenguajes digitales que sólo se pueden usar en el
interior de su territorio", como afirma la Consejera de Microsoft,
las Juntas de Extremadura y de Andalucía han apostado por una tecnología
abierta y universal, con más de 12.000 programas diferentes mantenidos
por miles de desarrolladores de todos los puntos del planeta, a los
que se han sumado estas administraciones y con métodos para el desarrollo
inspirados en los criterios que la comunidad científica viene utilizando,
atávicamente, durante siglos.

La opinión de la Sra García acerca de que se esté usando software libre
en las escuelas andaluzas (le "parece tan dramático como decir que la
Policía andaluza sólo puede usar Citroën") está mal planteada, puesto
que el uso de software libre no es una cuestión de marca, sino de
características. La administración pública está en
su perfecto derecho de exigir algunas características concretas esenciales
sobre el software adquirido, sin que esto impida a Microsoft o a cualquier otra
empresa el desarrollar, proporcionar o dar servicios de software libre para
la administración pública, si es su deseo. Siguiendo la
metáfora planteada, ¿sería lógico que la administración consintiera el
uso de una marca de coches que prohibiera a la policía el revisar el motor para
arreglar una avería? Eso es lo que hacen actualmente compañías como Microsoft:
negar el acceso al código de los programas a las personas que lo han
adquirido, aunque tengan suficientes conocimientos para repararlos o mejorarlos.

Igualmente falaces consideran los defensores del software libre
las tesis defendidas por Microsoft en materia de educación, según
las cuales los niños adquieren "una formación sólo válida en la
comunidad autónoma en la que han sido educados", debido a que no utilizan
los productos que comercializa esta compañía. Los niños deben estar formados
en habilidades generales, en conocimiento neutral, y no en los productos
concretos de una marca comercial. Sólo de esta manera se garantizará el carácter
universal de los conocimientos adquiridos.

Y por último, las instituciones firmantes del documento apoyan
firmemente la propiedad intelectual, a la vez que consideran que
las patentes de programación son un obstaculo para la innovación
y que es falso que que los programas que no se pueden patentar
"no generan beneficios económicos". Esto último queda demostrado por
la propia Consejera delegada de Microsoft Ibérica, al proclamar que (sin
que las patentes de programación esten vigentes en Europa) su empresa
haya aumentado sus beneficios en un 14%. Ha
llegado el momento para un nuevo modelo en el negocio del software,
en el que las mejoras puedan ser elaboradas por la industria local, en
auténtica competencia y sin la subordinación tecnológica a empresas
multinacionales, de modo que los beneficios económicos repercutan directamente
en los ciudadanos de cada rincón del planeta. Este nuevo modelo explota el hecho
de que una parte fundamental del negocio del software está está en los servicios
de soporte y personalización, según las necesidades de los usuarios, más que en el
software en sí mismo. De la misma manera que el negocio no está en las matemáticas
en sí, sino en su aplicación práctica a las necesidades de las personas.

Sobre Hispalinux

HispaLiNUX es la asociación de usuarios españoles de Linux, fue fundada el 20 de Junio de 1.997 y figura inscrita en el registro de asociaciones del Ministerio del Interior con el número 163.270. En la actualidad cuenta con más de 6.600 socios, lo que la convierte en la mayor asociación de Software Libre de habla hispana y una de las más importantes del mundo.

http://www.hispalinux.es

Sobre OSLUCA

La Oficina de Software Libre de la Universidad de Cádiz (OSLUCA) es una organismo que se estructura institucionalmente dentro del Centro Integrado de Tecnologías de la Información (CITI) de esta universidad. Su cometido es el impulsar e integrar todo tipo de iniciativas en la comunidad universitaria y en la sociedad en la que ésta se encuentra inmersa que tengan como objetivo el promover los recursos informáticos basados en software libre, así como el conocimiento libre en general.

http://osl1.uca.es

Apéndice. La economía del conocimiento y la informática libre

El código informático es sólo una pequeña capa, que ha surgido con la Sociedad de la Información, para expresar y almacenar en ordenadores los conocimientos científicos atávicos de la humanidad. Favorecer el cierre de esta ultima capa, a través del código informático oculto, nos parece un grave problema para el desarrollo económico e intelectual que hay que evitar y denunciar. Consentir el cierre provoca que haga falta ser cliente de una empresa para poder aplicar en la vida moderna, con herramientas informáticas, todos los conocimientos universales. En contraste, la fabricación de nuevos ejemplares de estas nuevas herramientas, para que todos tengan acceso a ellas, no tiene apenas costes de copia gracias a las tecnologías digitales. Los costes de desarrollo, consistentes en crear código, se diluyen cuando se hacen en comunidad, hasta ser irrelevantes para los profesionales individuales del sector informático.

La facilidad de copia de la información digital posiblemente es la característica más importante introducida por la Sociedad de la Información. En la Sociedad Industrial, el negocio alrededor de la mayoría de productos de consumo masivo --como también ya lo es la informática--, se ha basado en el coste de la mano de obra y los materiales por ejemplar. Cualquier fabricante de vehículos puede comprar un producto de la competencia, desmontarlo y aprender de él. Así, a la práctica, la mano de obra y los materiales son las partidas de mayor peso en el precio final. El importe correspondiente al conocimiento --la mayor en el caso de los programas informáticos cerrados-- se reparte entre los fabricantes y a la práctica es muy pequeño, incluso inexistente en un afán por ofrecer mejores precios. Esta situación abierta, donde todos pueden aprender de todos, no hace que los fabricantes no innoven, porque presentar mejoras antes que sus rivales los mantiene en una buena posición de prestigio en el mercado. Las personalizaciones para algunos clientes son otra fuente de ingresos e innovación --que posiblemente pasará a todo el sector, incluso con versiones mejores, porqué la competencia podrá analizar los cambios.

En el caso del software libre, el coste de las materias primas no tiene peso, porque los gastos de copia son bajísimos. El coste del desarrollo se reparte, porque circula en copias baratas de código que muchos informáticos mejoran constantemente. El negocio está en el valor añadido de la personalización. En ningún caso está en la venta de copias de software. Sólo es viable a base de cerrar el código (el conocimiento), una privación inexistente en la economía de la Sociedad Industrial dedicada a los productos indispensables de uso masivo. Ni a través de patentes, porque en el caso de la informática se permite patentar simples cálculos matemáticos. Cualquier esfuerzo para cerrar el código informático se convierte en algo forzado, porque se trata de intentar proteger sólo esta última capa, la expresión informática del conocimiento universal.

Es verdad que el desarrollo de programas informáticos tiene costes importantes. Pero sólo afectan individualmente si se hace de forma cerrada, por parte de una sola empresa, en un intento de acapararlos y extenderlos como producto comercial único --que si consigue ser popular proporcionará grandes beneficios gracias a la facilidad de copia, como queda patente en el caso de Microsoft. El modelo de desarrollo elegido por los informáticos dedicados al código abierto, en comunidad, permite repartir los costes y al mismo tiempo liberar el conocimiento, haciendo crecer el sector.

Entendemos que este modelo es difícil de aceptar por los representantes de empresas, como la de la Sra. García, que disponen de recursos para producir mucho software cerrado y han conseguido hacer triunfar masivamente sus sus productos. Pero el modelo abierto es una realidad viable, está en marcha --con éxito--, y los intereses comerciales de las empresas privadas no deben ser ningún freno para la expansión del conocimiento informático universal. La oferta del código abierto es simplemente mejor para los usuarios y para el patrimonio de la humanidad. Va contra toda lógica científica, incluso contra las leyes de la libre competencia, reclamar que la Administración tome medidas para frenar su expansión. Siguiendo con la metáfora de los coches, sería tan grave como pretender que la Administración eliminara los capítulos sobre el motor de explosión, en los libros de texto, para proteger la industria automovilística.

Todo perfect. Tan sólo esta

Todo perfect. Tan sólo esta frase:

"sería lógico que la administración consintiera el uso de una marca de coches que prohibiera a la policía el revisar el motor para arreglar una avería?"

:? Es un error tipográfico o es que la policia ejerce últimamente el pluriempleo? :)

-------------------
Nacho Montoya

Primer impacto

Han hecho eco de la nota de prensa en El Navegante (El Mundo)

--
Rafa Rodríguez Galván
rafael.rodriguez(arroba)uca.es

Más impactos:

La nota de prensa OSLUCA-Hispalinux se ha reflejado en

Además, esta tarde entrevistarán en el programa de radio "Aviso para navegantes" de Canal Sur Radio a Carlos Atarés, coordinador de comunicación de Hispalinux, para hablar sobre el tema.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Distribuir contenido